Tendencias Comerciales

Mejorar la experiencia de compra en tienda limitando el contacto

3 min read

El papel de la tienda ha evolucionado y crear nuevos escenarios de compra con bajo contacto físico no implica perder la cercanía de la tienda de toda la vida. Al contrario, permite reducir el contacto donde no es necesario para que los minoristas puedan centrarse en otros aspectos del negocio y acabar mejorando la experiencia de sus clientes.

El secreto es tener una buena plataforma omnicanal que te permita ofrecer una experiencia híbrida y así satisfacer las necesidades de cualquier tipo de consumidor. Resumimos ahora algunas de las claves de una buena experiencia de compra híbrida y sin contacto.

El pago sin contacto

Los pagos sin contacto fueron los pioneros en esta nueva experiencia de compra y han hecho que las tradicionales tarjetas de débito y de crédito son cosa del pasado para un creciente número de clientes.

Juniper research estima que las transacciones anuales sin contacto pasarán de los 2 mil millones de dólares en 2020 a los 6 mil millones de dólares en 2024.

Hoy en día han entrado en juego muchas otras opciones que nos permiten realizar pagos directamente desde el teléfono móvil:

  • Aplicaciones de pago de cada banco
  • Aplicaciones de pago del fabricante (Apple pay, Google pay, Samsung pay…)
  • Paypal
  • Bizum
  • Twyp
  • NFC

Los beneficios de limitar el contacto

La experiencia de compra en tienda siempre ha tenido un punto débil: las colas. El momento de esperar para entrar en el probador o ver una larga cola en la caja puede derivar en clientes que abandonan la tienda por no tener tanto tiempo o, simplemente porque no quieren esperar.

Muchos consumidores prefieren comprar en tiendas que les permitan pasar por caja de manera automática con elementos que les permitan escanear los productos y opciones de compra sin contacto.

En épocas de grandes picos de demanda por rebajas o campañas navideñas es una manera perfecta de optimizar el aforo en tienda y mejorar la agilidad de las ventas. Las tiendas de alimentación fueron las primeras en plantear el self check out a sus clientes, pero cada vez son más los minoristas que cuentan con esta opción.

Los probadores virtuales son el próximo paso para eliminar las colas en las tiendas. Empresas como Zara, Massimo Dutti o Nike ofrecen esta posibilidad desde sus aplicaciones móviles. También es interesante ver la evolución del caso de Aliexpress y su probador virtual en su primera tienda física en Europa, ubicada en un centro comercial de Madrid.

Hay otras maneras de evitar las colas y reducir el contacto con las prendas en tienda. Por ejemplo, herramientas de recomendación de talla se han convertido en algo imprescindible para las marcas de moda que buscan reducir sus devoluciones online, pero también pueden ayudar a la experiencia en tienda al instalar pantallas táctiles en las tiendas para que, usando la recomendación de talla, los clientes no necesiten pasar por el probador.

Omnicanalidad y reducción del contacto

La omnicanalidad y la experiencia de compra sin contacto van de la mano. En esta nueva experiencia no podemos limitarnos a pensar en lo que pasa con los clientes que entran por primera vez en la tienda física.

Hay muchos clientes online que prefieren recoger en tienda para organizar mejor su tiempo y, para ello, los minoristas necesitan tener una buena conexión entre sus canales. Recogida en tienda, curbside pick up o puntos de recogida distribuidos en las ciudades son opciones cada vez más necesarias para seguir mejorando la experiencia de compra y fidelizar a los consumidores.

👉Si quieres saber más sobre el “low-touch economy” aplicado al retail, con descripción de distintos escenarios y ejemplos de compañías que los han implantado, no te pierdas el eBook gratuito Low-touch economy. Aplicaciones en el retail.