ModaTendencias Comerciales

Los minoristas de ropa mejoran la gestión de las devoluciones en línea

2 min read

Las devoluciones siempre han sido un problema en el sector de la moda, ya que reducen las ventas netas, disminuyen indirectamente los beneficios brutos y netos y obligan al minorista a destinar espacio y personal para gestionar las devoluciones.

A medida que las compras digitales continúan aumentando, el volumen de devoluciones ha aumentado al unísono, lo que amenaza tanto la experiencia del cliente como el resultado final de los minoristas, especialmente en el área de la moda.

Siendo así, ¿Qué medidas están tomando los minoristas para disminuir el impacto de las devoluciones en sus operaciones?

En este artículo descubrirás cómo algunas empresas están abordando la creciente tendencia de devoluciones en un beneficio.

El estado actual de las devoluciones online

Las compras online se han convertido en una opción tan fácil, segura y accesible que la gente espera que devolver lo que ha comprado sea igual de sencillo.

En los primeros días de la venta en línea, las empresas ofrecían entregas y devoluciones gratuitas para convencer a las personas de comprar en línea cuando no era tan común.

Sin embargo, ya que el comercio electrónico representa un gran porcentaje del comercio a nivel mundial, muchas empresas se han visto abrumadas por la promesa de la entrega gratuita, especialmente las tiendas de moda.

Esto representa un desafío que va más allá del costo financiero, pues también afecta el tema del espacio.

Esta es una situación que, sin duda, está añadiendo muchos problemas a muchas empresas.

Sin embargo, muchas empresas relacionadas con el área de la moda han creado sus propias estrategias para reducir las devoluciones de sus productos, así como mejorar la experiencia de compra de sus clientes.

¡Amazon es un ejemplo de ello! Haciendo uso de la realidad aumentada, de manera online y offline, permite a sus clientes de Norteamérica ver cómo quedará cualquier artículo de moda o calzado antes de comprarlo.

Además de dar una mejor experiencia de compra para sus clientes, busca disminuir los niveles de devoluciones hasta un 30%, así que también ha decidido cerrar las cuentas de aquellos clientes que presentan un alto índice de devoluciones.

Por otra parte, encontramos al gigante de la moda Zara, la cual ha decidido cobrar una tasa de tramitación en más de 30 países, a aquellos clientes que deciden realizar sus compras en línea en lugar de hacerlo en la tienda física.

Otras compañías como Next, Uniqlo y Zalando también han apartado por aplicar ciertos costes por devoluciones a sus clientes.

El uso de nuevas tecnologías

Con la constante creciente de tecnología relacionada con la inteligencia artificial y la realidad aumentada, las empresas de moda no tienen por qué recorrer este camino solos.

Asociarse con una empresa tecnológica de confianza les permitirá realizar un análisis detallado de los puntos débiles de actividades e introducir mejoras para optimizar sus operaciones de devolución de varias maneras:

En primer lugar, permitiendo una rápida clasificación de entrada, lo que proporciona una mayor capacidad para clasificar grandes volúmenes de mercancías devueltas. Mediante una rápida retirada de los artículos devueltos, los artículos volverán al inventario más rápidamente, lo que mejorará la rotación de las mercancías.

Y finalmente, optimizar los procesos de almacenamiento por medio de diseños especializados. Todo esto crea una solución eficiente, manejable y escalable para cualquier empresa, independientemente de su tamaño.

Llevar a cabo una operación compleja como la de las devoluciones puede pasar factura a la empresa y a sus presupuestos. Pero al asociarse con una empresa tecnológica, pueden reducir la fricción, mejorar la eficiencia y ofrecer mejores experiencias digitales sin dejar de ser rentables.