Experiencia de compra en tienda mejorada

2 min read

Hoy en día la omnicanalidad es un concepto en boca de todos los actores del sector retail, referido a la capacidad de los minoristas en ofrecer una experiencia de compra fluida y homogénea a través de todos sus canales. En esta realidad, uno de estos canales ha adquirido una importancia que contradice muchas previsiones iniciales: las tiendas físicas.

Las tiendas físicas se han convertido en un elemento fundamental dentro de cualquier estrategia omnicanal, y en especial por su capacidad en ofrecer una experiencia de compra mejorada, que ejerce una influencia clave en la decisión de compra final del consumidor. Las tiendas deben convertirse en nuevos espacios interactivos, ofreciendo mayor conveniencia y personalización a sus clientes en todas sus interacciones.

Ello se refleja en una creciente adopción en tecnologías de tienda, que ayuden a ofrecer una experiencia de compra mejorada. Entre ellas destacan la adopción de soluciones de punto de venta con capacidad móvil y funcionalidad avanzada para la venta asistida, como es el caso de la solución incluida dentro de la Suite de Comercio de Openbravo, la posibilidad de aceptar pagos móviles o el uso de tecnologías de localización como RFID o beacons que ofrecen nuevas vías de personalización e interacción con los clientes. Otras tecnologías como los paneles interactivos o el uso de señalización digital están cambiando también de forma radical la experiencia de compra de los consumidores.

Los minoristas deben además preparar a sus empleados de tienda para un consumidor cada vez más exigente, por lo que mayor formación y especialización son fundamentales. Igualmente el desarrollo de nuevos modelos retributivos que tengan en cuenta la realidad omnicanal y aseguren que dichos empleados ofrecen el mismo servicio sea cual sea el canal final de venta.

En esta realidad, las tiendas cuentan además con un importante aliado como es el propio canal online. Así actualmente las tiendas están experimentando un aumento del tráfico como consecuencia de escenarios cruzados como la compra online y recogida en tienda o la compra online y devolución en tienda. Visitas que además ofrecen la posibilidad de mayores ventas, ya que los clientes las aprovechan para adquirir nuevos productos.

Las tiendas son y seguirán siendo claves, representando además más del 95% de las ventas totales en muchos países en la actualidad y los próximos años. Para asegurar sin embargo su nuevo rol es indispensable que los minoristas revisen sus estrategias, adopten tecnologías adecuadas y preparen a sus empleados para los nuevos consumidores a los que deberán entregar una experiencia de compra excelente.